Moving Together

Arteche somos todos los que trabajamos en, para y con Arteche. Porque nosotros somos los que hacemos realidad todas sus facetas; cada vez que tratamos con un cliente, cuando aprobamos un nuevo producto, a la hora de lanzar una nota de prensa…

Tú eres Arteche

Es decir, Arteche es mucho más que una empresa: es un apellido, una historia, una forma de entender el sector y los negocios… ya que Arteche fue fundado por personas, y está dirigida por y para personas.

Esta es nuestra fortaleza.

Arteche es una compañía dinámica, activa, con iniciativa. Aun así, queremos seguir avanzando. Hacia nuevas metas. Con nuevas ambiciones. Todos juntos.

Queremos apropiarnos de un territorio; el de las relaciones

Tener un sentido de dirección demuestra una actitud. Una actitud inconformista y alejada del status quo del sector

Porque, si desde el comienzo fuimos diferentes y nos marcamos una forma de actuar propia, apreciada por nuestros clientes, ¿por qué vamos a dejar que sean los demás los que nos dicten cómo tenemos que comportarnos?

Recapitulando, tenemos un elevado sentido de la relación y un sentido de direc­ción. Si sumamos ambos conceptos, la idea está clara: vamos hombro con hombro con nuestros socios, nuestros compañeros, andando juntos ese camino imaginario que es la propia relación, el trabajo diario, con un objetivo común, salvando juntos los obstáculos que nos podamos encontrar, marcando juntos la ruta a seguir, cada uno aportando al viaje lo que mejor sabe hacer.

Haciendo juntos el camino, haciendo camino juntos.

Cada proyecto es un viaje y cada viaje es una experiencia, que nos hace crecer como profesionales, en la relación con el cliente –nuestro compañero de viaje. Es esta senda donde se desarrollan nuestras relaciones, en continua evolución.

Entendemos que no estamos vendiendo exclusivamente un producto o servicio para redes eléctricas, sino una relación permanente con nuestro cliente a lo largo de sucesivos proyectos, de sucesivas necesidades, de sucesivas eventualidades que se mostrarán a lo largo del camino, del viaje de la relación.

Entendemos que “el camino” no se limita a una solicitud de servicio o producto, sino a todos los pasos, todas las decisiones, todas las vicisitudes, problemas y retos que hay que sobreponer para alcanzar nuestro objetivo.

Un objetivo que, como hemos dicho, no es el producto, sino la satisfacción de las partes, la ilusión por el trabajo bien hecho, el crecimiento profesional…

Esta visión nos ayuda a ser más que un producto, y le da sentido a términos tan etéreos como la “atención”, la “cercanía” o la “confianza”.

Y todo esto se quiere resumir en una frase:

Moving Together

Documentación y Descargas

Libro de marca
Livro do marca
Brand book